Los habitantes del sector de la parroquia Las Cocuizas afirman que en esa calle no hay ningún tipo de desagüe, pues es de tierra
En la calle 2 de Santa Inés se inundan cada vez que llueve

En la calle 2 de Santa Inés se inundan cada vez que llueve. Un calvario viven cada vez que llueve los habitantes de la calle II del sector Santa Inés, ubicado en la parroquia Las Cocuizas, en Maturín, capital del estado Monagas.

Y es que las más de 20 viviendas se inundan cuando caen los chaparrones, en vista de que la arteria vial de la mencionada localidad no cuenta con ningún tipo de desagüe por ser de tierra. “Eso es todos los días de lluvia, el agua se meta para las casas y nos rebasa los talones”, comentó el vecino Rafael Villaroel.

Lea también: Culpan al Iamam por caída del árbol Caro Caro en El Paraíso

Aunque no han tenido perdidas materiales por las inundaciones, Villaroel afirma que es un peligro para los residentes, pues viven en una calle de tierra que está enmontada, y la humedad que dejan las lluvias atrae los pequeños animales reptiles, entre ellas, la culebra.

“Es un riesgo tanto para niños como adultos, porque las culebras buscan más los montes para mantenerse ocultas, y pueden llegar a morder a alguien y mandarlos al hospital”, señaló. Ante esta situación, el vecino Rafael Villaroel, exhortó a las autoridades locales a llevar a cabo un plan de asfaltado en la calle, para evitar las inundaciones por los aguaceros y la aparición de los pequeños reptiles.

Redacción: José Alexander Piñango// El Oriental de Monagas