La tendinitis se hace más aguda al realizar determinados movimientos o esfuerzos, causando dolor y sensibilidad
Tendinitis: Causas, síntomas y tratamiento

Tendinitis: Causas, síntomas y tratamiento. La tendinitis es la inflamación o la irritación de un tendón, conocidos como las cuerdas fibrosas que unen el músculo al hueso. Esta afección, que produce dolor y molestias justo al lado de una articulación.

En el cuerpo humano hay alrededor de 4000 tendones que ayudan a mover la articulación o la estructura a la que está conectada.

Si bien la tendinitis puede producirse en cualquiera de los tendones, es más frecuente alrededor de los hombros, cadera, codos, muñeca, rodillas y los talones.

Causas de la tendinitis:

  • Lesiones deportivas
  • Accidentes domésticos o laborales
  • Posturas incorrectas
  • Peso o sobrecarga de las articulaciones
  • Pérdida de elasticidad o degeneración del tendón
  • Reacciones algunos fármacos
  • Productos de enfermedades relacionadas con la diabetes, la gota, artritis reumatoides, tiroides o psoriasis.

Síntomas:

Este trastorno causa gran dolor y sensibilidad fuera de la articulación, además de rigidez y pérdida de fuerza en la zona afectada.

El dolor puede ser mayor durante la noche o en la mañana cuando se levanta. La zona tendrá mayor sensibilidad, se hincha si hay inflamación y se pone roja.

Lea tambien: Beneficios del café para diabéticos con problemas de hígado

Tratamiento:

  • Normalmente los síntomas mejoran con reposo y tratamiento farmacológico. Para mitigar el dolor debe acudir al medico para que le prescriba la medicina.
  • El paciente debe estar en reposo absoluto de manera que descanse la articulación afectada y se recupere el tejido.
  • Dependiendo de la zona y la lesión en algunos casos requerirá inmovilización de la articulación con algún tipo de férula y el uso de muñequera, cabestrillo o muletas.
  • Aplique compresas fría en la zona varias veces por aproximadamente 20 minutos y combine con calor húmedo o seco.  El calor puede aumentar el flujo sanguíneo, lo que promueve la recuperación del tendón.
  • Puede vendar el área inflamada, esto le ayuda a reducir la hinchazón y recuperar la movilidad. Durante el tiempo en reposo debe tratar de mover la zona afectada poco a poco, unas cuatro veces al día, ya que la inactividad prolongada puede producir la pérdida de flexibilidad.
  • La fisioterapia es muy recomendada en este tipo de lesiones, así como la hidroterapia. En caso que el tendón se llegará a romper o desprendido del hueso, suele ser necesaria una intervención quirúrgica.

¿Cuándo acudir al médico?

La mayoría de casos de tendinitis no requieren la consulta con el médico. Pero si se experimenta dolor que interfiere con las actividades de la vida diaria o existe dolor que no mejora en un par de semanas a pesar de las medidas generales, vale la pena acudir al médico. Éste solicitará pruebas exploratorias para confirmar o excluir el diagnóstico y recomendará el tratamiento más apropiado.

Hay que acudir al médico si existe fiebre y el área afectada por la tendinitis aparece enrojecida, inflamada y/o caliente, ya que estos son signos de infección.

EO// Con información de: 2001 Online