Familiares de Freimarys se encuentra a la espera de poder obtener información referente a su paradero.
Freimarys Angélica Gómez Figueroa de 30 años.

La joven fue abandonada por los coyotes en la selva del Darién, por tal razón los familiares se encuentran buscando información acerca de su ubicación y estado de salud.

El pasado miércoles 08 de agosto se difundió un vídeo a través de las redes sociales donde afirman que la ciudadana no podría continuar el camino, debido a que presentaba una lesión en la rodilla.

La maturinese abandonada responde al nombre de Freimarys Angélica Gómez Figueroa de 30 años de edad, la cual es oriunda de la ciudad de Maturín.

Debido a la lesión e intenso dolor en la espalda no pudo seguir avanzando por sus propios medios a través de la inhóspita ruta, según informaron los guías, quienes decidieron seguir sin ella.

Familiares suponen que estuvo varios días perdida en la selva hasta que otros tres inmigrantes le ayudaron, la llevaron cargada para sacarla de la zona de riesgo y acercarla a un campamento de la guardia panameña.

Anderson Figueroa, hermano de Freimarys, explicó que desde hace una semana no tenían información de ella y tampoco los nombres ni teléfonos de quiénes iban en el grupo que le habría dejado abandonada en medio de la selva.

Freimarys desde hace 3 años estaba viviendo en Ecuador, pero no conseguía oportunidad laboral estable, por eso estaba convencida de que en Estados Unidos podría conseguir protección y oportunidad para trabajar y ganar lo suficiente para salir adelante y luego regresar a Venezuela para comprar una vivienda y emprender, explicó Figueroa.

Por otro lado indicó que aunque un vehículo la atropelló unos días antes de la fecha prevista para iniciar su viaje, siguió adelante con sus planes.

Lea también:

Cicpc capturó a hombre que asesinó a su suegra