Uno de los casos se refiere involucra al sacerdote Nepomuceno Hernández, quien fue detenido por agredir sexualmente a una adolescente de 13 años.
Tarek William Saab.

La fiscalía de Venezuela ha recibido un total de 632 denuncias de pedofilia entre enero y agosto de 2022, informó este viernes el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

“En lo que va de año, de enero al 15 de agosto de 2022 hemos recibido 632 casos que pudiéramos tipificar de casos de pedofilia”, dijo el titular del Ministerio Público durante una entrevista con el canal del Estado.

De igual modo, indicó que los casos se han detectado en cinco estados donde se han recibido la mayor cantidad de denuncias: Zulia, Táchira, Carabobo, Caracas (Distrito Capital) y Miranda.

Frente a la cantidad de denuncias por un delito que vulnera a menores de edad, el Ministerio Público lleva adelante la campaña “Pedofilia es crimen”, añadió el funcionario, sin detallar el número de imputaciones.

Sobre esto último, el funcionario explicó que la campaña consiste en visibilizar este delito aberrante contra los niños, niñas y jóvenes adolescentes, realizando reuniones con directivos de centros educativos del país, alumnos, profesores y docentes, lo cual ha encendido una buena expectativa para cuando se inicie el nuevo año escolar.

“Estamos muy claros que el impacto e influencia de esta campaña que realizamos a través de foros, talleres, redes sociales y medios informativos audiovisuales, está teniendo un progresivo e importante éxito que se visibilizará aún más, cuando arranquen las actividades escolares”, adelantó.

Casos de pedofilia en la Iglesia católica

Uno de los casos a los que se refiere el fiscal involucra al sacerdote Nepomuceno Hernández, quien fue detenido esta semana por agredir sexualmente a una adolescente de 13 años.

“Agredió a una menor de 13 años (…) la llevó a su habitación de la casa parroquial diciéndole que le iba a dar de comer, utilizando artimañas psicológicas, allí procedió a agredirla sexualmente”, reveló el fiscal.

El sacerdote, cuya detención se produjo en flagrancia, “tiene múltiples denuncias por agresiones sexuales a menores de edad”.

La Diócesis de San Cristóbal (estado Táchira, oeste), informó que Hernández fue “suspendido del ejercicio del ministerio” y “destituido de los cargos pastorales que ejercía”.

The Washington Post publicó en junio de este año una investigación en la que revisó diez casos que “involucran denuncias de abuso sexual infantil” contra sacerdotes en Venezuela, encontrando que la mitad de los “condenados por cargos de abuso” entre 2001 y 2022 “fueron liberados antes de tiempo o no cumplieron ningún tiempo en prisión”.

Días después del artículo, la Iglesia católica venezolana informó sobre el inicio de una investigación.

Sobre las condenas establecidas por pedofilia en Venezuela, el fiscal Tarek William Saab dijo a la AFP que han logrado sentencias de hasta 30 años, la pena máxima en el país.

“El Ministerio Público de Venezuela logra, a través de una pluralidad de delitos, incorporar en la sanción la máxima pena, hemos logrado condenas de entre 20 a 30 años de prisión por este brutal hecho”, explicó Saab.