El exceso de grasa corporal está vinculado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer y a un peor pronóstico en pacientes con estos tumores específicos
Medicamentos para perder peso podrían reducir riesgo de cáncer

Medicamentos para perder peso podrían reducir riesgo de cáncer. Ozempic forma parte de una clase de medicamentos para adelgazar conocidos como agonistas de GLP-1 que originalmente se crearon para tratar la diabetes y que ahora se ha descubierto que también pueden reducir el riesgo de desarrollar determinados cánceres asociados a la obesidad, según un estudio que se acaba de publicar en la revista JAMA Network.

La investigación ha sido realizada por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cleveland (Ohio, Estados Unidos), que explican en su artículo que se han identificado 13 neoplasias malignas humanas como cánceres asociados a la obesidad (CAOs), es decir, que el exceso de grasa corporal está vinculado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer y a un peor pronóstico en pacientes con estos tumores específicos.

Leer más: Alimentos para luchar contra el estrés y la ansiedad

Los investigadores compararon a pacientes con diabetes tipo 2 que fueron tratados con insulina con pacientes que recibieron una clase de medicamento conocido como agonistas de GLP-1, como Ozempic, entre 2005 y 2018 y descubrieron que los pacientes que recibieron agonistas de GLP-1 tenían un riesgo significativamente menor de desarrollar 10 de los 13 cánceres estudiados, incluidos cáncer de riñón, páncreas, esófago, ovario, hígado y colorrectal. Entre ellos, los cánceres que no experimentaron cambios significativos en el riesgo fueron el cáncer de tiroides y el cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas.

Efectos protectores frente al cáncer de los fármacos para adelgazar GLP-1

«Es bien sabido que la obesidad está asociada con al menos 13 tipos de cáncer», ha declarado Rong Xu, autora del estudio, en un correo electrónico dirigido a la AFP. «Nuestro estudio proporciona evidencia de que los GLP-1RA son prometedores para romper el vínculo entre la obesidad y el cáncer», añade.

Entre los medicamentos estudiados se encontraba la semaglutida, que se comercializa con el nombre de Ozempic, así como liraglutida y otros. Los agonistas de GLP-1 existen desde hace unos 20 años, pero una nueva generación de estos medicamentos, entre ellos Ozempic, se ha popularizado porque se ha comprobado que favorece una pérdida de peso más significativa.

EO// Con información de: 800Noticias