DigiDirect, organiza cada semana un concurso fotográfico con una temática diferente. Participar es muy sencillo, solo tienes que vivir en Australia, tener una cámara y poner en acción tus habilidades para conseguir tu mejor fotografía antes de presentarla para que sea examinada detenidamente por el jurado.

Esta espectacular “fotografía” generada por IA engañó a todo un jurado. Hay quienes han decidido saltarse las reglas y, por si eso fuera poco, se han llevado el premio. Es que la compañía organizadora del concurso anunció la semana pasada que Jan van Eyck, había resultado ganador de la temática “verano”, por una espectacular fotografía aérea aparentemente tomada con un dron.

La “fotografía” que no es lo que parece

Como podemos ver en la imagen destacada de este artículo, la obra del participante destacaba por su iluminación, encuadre, contraste y demás. El problema, eso sí, era que no se trataba de una imagen real, no había sido tomada con una cámara, y eventualmente editada en una aplicación como Photoshop.

La realidad es que detrás de aquella interesante imagen de “verano” había una inteligencia artificial. Quienes participaron del concurso no avisaron este detalle de inmediato, sino que lo hicieron después de ser nombrados ganadores. Incluso, fueron un paso más allá, falsificando el nombre del participante del concurso.

Jan van Eyck no es la persona que utilizó la IA para engañar al jurado, sino que se trata de un pintor del siglo XV, que era considerado uno de los mejores del norte de Europa en aquel tiempo. Imagina la decepción de los miembros del jurado y de los otros participantes.

Detrás de todo esto estaba un estudio, Absolutely Ai, que reconoció que había enviado la fotografía falsa intencionadamente. La idea, según explican, no era desatar la polémica, sino “demostrar que estamos en un punto de inflexión con la tecnología de inteligencia artificial”.

Absolutely Ai asegura que ha devuelto el premio, que era un cupón de impresión de fotografías de 100 dólares australianos. En cualquier caso, la controversia está en el aire, incluso por el movimiento de declarar su presentación como “la primera imagen creada por IA ganadora de un concurso de fotografía”.