De Maturín a MasterChef Panamá. La caraqueña de 37 años de edad, Bárbara Méndez, semifinalista de MasterChef edición Panamá, quien fue criada en la ciudad de Maturín y desde hace más de 5 años decidió partir dicho país, donde realizó un casting quedando electa entre más de 100 participantes, causando mucha impresión con ceviche de róbalo tradicional y uno de salmón con maracuyá.

Después de cautivar al jurado con el sabor de su preparación, los mismo le preguntaron ¿Estás segura que significa entrar a MasterChef?, al mismo tiempo Méndez, le respondió con mucha seguridad, Sí, por los cual le dijeron “Entonces bievenida”.

La venezolana duro más de 5 horas en la fila a las afuera de la locación del casting, Villa de Lucre en la ciudad Panamá, contando con el apoyo de su esposo e hijos.

“Cuando me dijeron que había quedado seleccionada, pregunté si podía correr y buscar a mi marido y mis niños. Estaba muy emocionada y quería compartir la noticia con mi familia. Es un sueño lo que estoy viviendo. Una venezolana en la primera edición de Master Chef Panamá”, comentó Méndez.

Esta hazaña, la convierte en la primera criolla en participar en MasterChef Panamá, un reality show de cocina, el cual tiene varias ediciones en diferentes países del mundo.

MasterChef Panamá

“Haces muchos amigos, pero también te ganas muchos enemigos porque es una competencia”. dijo Bárbara Méndez.

Esta joven que llegó con su sabor criollo a este concurso culinario, siempre ha tenido el enfoque principal, el cual ha sido dejar el nombre de Venezuela en lo alto y demostrar que en el país, existen personas con mucho talento, pues aseguró que vivió muchos momentos de xenofobia dentro del concurso.

“Somos colaboradores, trabajadores, emprendedores, no es que les queremos quitar el trabajo, entonces decía quiero que vean lo bonito de nosotros, lo que podemos darles y quedó todo muy lindo, conocí gente increíble”. explicó.

Lea también:

Feria del pescado llegó a Monagas