Los malos olores que emanan de las aguas servidas incomodan a los comensales afectando la venta a los comerciantes
Aguas negras espantan a clientela de negocios de comida rápida

Aguas negras espantan a clientela de negocios de comida rápida. El desborde de cloacas se ha convertido en un dolor de cabeza paras los dueños de negocios de comida rápida que hacen vida en el casco central de Maturín, pues los malos olores que emanan de las aguas servidas espantan a su clientela.

Tal es el caso de la calle Monagas, donde los comerciantes y vendedores informales se han visto afectados por el colapso de este sistema de aguas negras que desde hace más de un año no recibe el respectivo mantenimiento.

Lea también: Sistema Patria entrega bono “Fuerza y Esperanza”

La vendedora de empanada, Carmen Lozano, detalló que “esto ya tiene más de un año, nosotros tenemos que seguir trabajando y nos calamos los malos olores, pero es horrible trabajar en medio de aguas negras”.

Señaló desconocer de dónde provienen las aguas negras. “No sabemos de dónde vienen esas aguas negras, lo cierto es que no solo nos afecta a nosotros, sino también a todas las personas que vienen a comprar en nuestros puestos y en los comercios asiáticos”, agregó.

EO// Con información de La Lupa de Oriente