La salud mental antes de la pandemia estaba en alerta y ahora es emergencia pública ante el
aumento de suicidios de niños y adolescentes en el mundo

‘’ ¿Quíen soy?/primero una pena, luego soportar’’ (poeta Hanni Ossott) se repiten algunos adolescentes que logran hacer conciencia de su situación en clínica. Muchos están divididos en mundos cibernéticos, psicológicos, sociales.. fracturados por la soledad y desesperanza en pleno bullicio.


Cuanta sabiduría de las abuelas y abuelos al decir : con la salud no se juega y al abusar del
descanso, reclamaban ‘’la cama chupa’’ -vaya a jugar, correr o leer-, pero, con la pandemia el
encierro se convirtió en un bunker, coraza, que está asfixiando más a los adolescentes(etapa
de desarrollo sensible, metamorfosis corporal y psicológico de cambios críticos)que sufren por
lograr su identidad, pasar de un cuerpo de niño o niña, de producir sangre menstrual,esperma
,´´alguién vive en mí’’, pensamientos lúbricos, rechaza y critica su lugar en el mundo, dolor al
proceso de adapatación, confronta al poder, ideas tánicas, suicidas.


La salud mental antes de la pandemia estaba en alerta y ahora es emergencia pública ante el
aumento de suicidios de niños y adolescentes en el mundo -es tabú hablar del suicidio-; la
muerte anunciada, la melanchia silenciosa ‘vive’ en casa, pero, la vergüenza, temor la niega, y
no podemos escuchar sus gritos o signos. Las abuelas nunca permitían muchachos aislados y
menos holgazanes, pero hoy, damos el ‘arma’ comunicativa sin supervisión.


Este es el canto de sirenas parecido al ‘cuento de la ranita’ que no pudo saltar de la olla tibia,
recalentada… y así vamos con todas las estadisticas que cuadran del aumento global de
suicidios y, poco o nada se hace para prevenir y solo el duelo familiar aumenta en la ínsula
terrícola ¿por qué crece el suicidio y homicidio? . Las respuestas son estrucuturales,
multifactoriales, desde la genética-gen 5-HTT tranporta la serotonina, afecta la disminución en
la zona del córtex prefrontal-, buling, violencia, ciberbuling, sistema educativo castrador,
pérdida de ilusiones, angustia, estrés, depresión, familias disfuncionales, pobreza crónica,
carencia de sistemas protectores, corrupción, falta de principios, comunidad de pares, de
honor y dignidad ‘’Cuantas utopías derrumbadas. Eso te abrió los ojos. Agradécelo’’(Dichos,
Rafael Cadenas) y cuan necesario, que la maestra, padre, madre acompañen ante la caída, caos
al explicarles, pero, las redes alimentan el inconsciente individual colectivo de héroes Marvel,
patologías,y la fuente nutricia parental anímica está anémica y paso a ser económica -muchos
hogares ni redondean las arepas o frijoles-.

Leer también: https://elorientaldemonagas.com/plus-de-goce/


El suicidio es la segunda causa de muete en la población mundial, entre 10 a 21 años, según la
OMS, se suicidan anualmente cien mil adolescentes y por cada suicidio se registran entre 10 y
20 intentos de suicidios. La conducta suicida incluye: la ideación suicida, obsesión, planeación,
intentos y ejecución. El día 10 de septiembre fue el día mundial para la prevención del suicidio
y fomentemos Romper el tabú del suicidio, desde el hogar, la cuadra, el barrio en forma
períodica, para prevenir o detectar aislamientos de adolescentes, hacerles sentir con el abrazo
y conversa la importancia de su estado, crisis psicoemocional, para coordinar los grupos de
pares y representantes, redes de apoyo gratuito, actividades deportivas, culturales, … retomar
los valores en las relaciones familiares, educativas, laborales, del diario vivir con respeto,
dignidad con maestros y padres honorables, porque cada generación transmita el fuego de la
vida con ejemplos de resiliencia, que nuestras ancestras y ancestros nos inculcaron, al honrar
la palabra y sonreir ante las ‘mil y una dificultades’, porque todo pasa y la sangre recién nacida
nos duele.

Por: Ana Anka.

Síguenos a través de:
Instagram:
@elorientaldemonagas
Youtube: El Oriental De Monagas
Facebook: Diario El Oriental
Twitter: @elorientalmon