esenitpt

La nueva dieta 5:5:5 o cómo adelgazar rápido y sin esfuerzo

Salud Escrito por  Agencias Enero 11 2017

Estamos en enero. El mes de las dietas por excelencia. La mayoría de la gente incluye en sus propósitos perder peso, y se ponen a ello pero la motivación no les llega a febrero. ¿La razón? Eligen el régimen erróneo. Muy restrictivo y nada adaptado a sus necesidades. Seguro que tú, lector influyente, sabes de lo que hablamos. De hecho, lo más probable es que aunque no estés a dieta, te encuentres tratando de perder esos kilos de más que has cogido en Navidad. No te preocupes: tenemos el plan efectivo que te hará dejar atrás esos gramos que te separan de tener un cuerpo de infarto.

Se trata de la dieta 5:5:5, elaborada por la famosa nutricionista británica Angela Dowden. Su régimen es considerado como la forma "más fácil y saludable" de perder peso. ¿Lo mejor? Que resulta súper fácil comprometerse con él y adelgazar sin apenas poner esfuerzo. La base de la dieta se centra en hacer cinco comidas a lo largo del día. Pero no sirve cualquier alimento: la experta sugiere que dichas porciones deben componer 80 gramos de frutas y verduras, sobre todo verdes, ya que son altas en fibra y bajas en carbohidratos, recoge 'Woman's Day'. Cumpliendo solo estas sencillas reglas podrás perder hasta dos kilos en dos semanas, los cuales además no recuperarás.

Un día tipo con esta dieta podría consistir en lo siguiente:

Desayuno: un puñado de arándanos y una rodaja de kiwi con yogur sin grasa.

Almuerzo: fruta con un puñado de frutos secos (plátano con nueces y pasas, por ejemplo).

Comida: filete de salmón con ensalada verde y salsa Tzatziki (lleva pepino y yogur griego).

Merienda: fruta con un puñado de frutos secos

Cena: chuleta magra de cordero con verduras y cuscús.

Los horarios de las ingestas deben estar repartidos de forma coherente a lo largo de la jornada, esto es, que haya unas 3-4 horas de diferencia entre cada toma. No tendría sentido merendar a las 20 horas y cenar a las 21. Además, las porciones deben tener un tamaño modesto. Lo único que está prohibidísimo en esta dieta son las bebidas azucaradas, cuyo consumo se debe cortar de raíz. Es un régimen muy sencillo y fácil de seguir, solo hay que recordar las simples reglas y llevarlo a cabo. Anímate a probarlo y nos cuentas.

Lo que funciona: 5 comidas al día

Además de elegir bien los ingredientes, el hecho de comer cinco veces al día facilita nuestra carrera hacia el adelgazamiento. Si comemos cada pocas horas, evitaremos que el cuerpo acumule más grasas, porque nuestro organismo, que es sabio, tiende a prepararse para la hambruna cuando bajamos el aporte de calorías bruscamente. Asimismo, al aumentar la frecuencia de las ingestas incrementaremos a la vez el metabolismo del cuerpo, que hará que quememos grasa sin hacer nada.

Comer solo un par de veces al día en grandes cantidades tiende a engordar más que tomar la misma cantidad total pero distribuida en cuatro o cinco ingestas. Si aumentas la frecuencia de tus comidas evitarás los subidones y bajones de azúcar y esa peligrosa sensación de necesitar repentinamente un picoteo dulce. Si pasas horas con el estómago vacío, los niveles bajan demasiado y el cuerpo 'pide' un alivio, lo que te lleva a sufrir ansiedad y comer lo primero que pilles.

Diversos estudios han demostrado la eficacia de realizar cinco comidas al día. Uno de los últimos fue este, llevado a cabo por expertos de las universidades de California y Nuevo México, quienes abogan incluso por aumentar a seis las comidas diarias, ya que "la restricción calórica es eficaz en la reducción de la masa corporal grasa y ayuda a perder peso, y el aumento de tomas atenúa los cambios en la masa corporal libre de grasa”. Aunque aún queda mucho por investigar en relación a la cantidad necesaria de comidas diarias, lo que está claro es que nunca comer menos de tres veces al día.

Hermana de la dieta 5:2

Si el régimen 5:5:5 no te convence, seguro que lo hace la dieta 5:2. El plan, que ya ha sido seguido por cientos de personas de todo el mundo, es la hermana mayor de la anteriormente mencionada. La primera se puso de moda en 2013 después de 'Horizon', un documental emitido por la BBC en el que pudimos ver al periodista Michael Mosley seguir la dieta al pie de la letra. ¿Lo sorprendente? En solo un mes perdió 6,5 kilos y disminuyó su grasa corporal en un 25%. Además, mejoró sus niveles de azúcar en sangre y colesterol. La popularidad de la dieta 5:2 no ha parado de aumentar desde entonces y todos los ejemplares del libro 'The 5:2 Fasting Diet', de Jacqueline Whitehart, siguen estando en la lista de los más vendidos.

La dieta 5:2 consiste en comer lo que se quiera durante cinco días a la semana y reducir drásticamente la ingesta de calorías los dos días restantes. En el caso de los hombres, no se deben ingerir más de 600 calorías, mientras que en el caso de las mujeres se reduce a las 500. Una cantidad realmente baja, ya que la cantidad diaria recomendada es de unas 2.000 calorías. No obstante, parece que funciona, sobre todo si se combina con ejercicio.

Tras el éxito de su primera dieta, Mosley volvió a triunfar con el método HIT. En su libro 'Fast Exercise' (Ed. Short Books), el experto asegura que el entrenamiento interválico de series de alta intensidad, conocido como HIT, por sus siglas en inglés, es el mejor acompañante de la dieta 5:2, y juntos forman la combinación perfecta para adelgazar rápido y sin grandes sacrificios.

Síguenos @ElOrientalMon

TIPO DE CAMBIO

simadi-20-04.jpg

¿SABÍAS QUÉ?

Búscanos en Facebook

Шаблоны Joomla 2015