esenitpt

Mami ¿Por qué mataron a mi abuelito?

Especiales Escrito por  Jhonnet Martínez Abril 18 2017

El ciclo de la vida dicta, que en teoría, todos deberíamos morir a una avanzada edad y de forma natural, pero cuando se interrumpe ese proceso habitual, resulta perturbante. Hace 73 años, nació en la población de Guanaguana, en el municipio Piar, un hombre de contextura gruesa, de estatura alta y voz fuerte.

Cualquier persona que lo escuchaba hablar, le preguntaba si era locutor. No hizo cursos de oratoria ni dicción. Su manera peculiar de expresarse y de pronunciar correctamente las palabras, era un don innato regalado por Dios. Se llamaba Israel de Jesús Núñez Flores.

Era el tercero de una familia conformada por cinco hermanos. Se dedicó desde muy pequeño a la agricultura. Le gustaban los animales, sembrar, cosechar y plantar árboles. En su juventud, empezó a concebir sus hijos. Tuvo cinco en total. Después de haberlos criado, y hacerlos personas de bien, empezó a vivir solo en una hacienda espaciosa, que era de su propiedad, llamada San Miguel Arcángel, ubicada en esa misma localidad.

Ahí era visitado por sus más de treinta nietos y algunos bisnietos. Tres años atrás recibió un sentido homenaje por su trayectoria como narrador de juegos deportivos. Participaron personalidades de diferentes estados. Como todos los días, sus parientes se comunicaban con él a través de llamadas telefónicas y solían conversar por varios minutos.

El día lunes 17 de abril fue la excepción. Su hija Diorkarelys Zamora, lo llamó en reiteradas oportunidades para saber de él, pero ningún intento fue exitoso. Israel no atendió el teléfono. Preocupada por lo que estaba pasando, Diorkarelys se dirigió a la finca de su padre, en compañía de su esposo José Manuel Gómez y de su hijo de apenas tres años de edad. Nunca imaginó que se encontraría con una dantesca escena. Al entrar a la vivienda, encontró el cadáver del septuagenario que yacía en medio de un charco de sangre. El escalofrío recorrió todo el cuerpo de su hija y los gritos y lamentos no se hicieron esperar. El escándalo de dolor, se vio interrumpido por la voz frágil del niño, quien en medio de su inocencia le preguntó a su madre: ¿Qué le pasó a mi abuelito? ¿Por qué lo mataron?.

El yerno de la víctima le tomó el pulso con la esperanza de que aún permaneciera con vida, pero las mismas se derrumbaron. Israel se encontraba sin signos vitales. Su humanidad presentaba múltiples heridas en el cuello y en el pecho, las cuales presuntamente fueron infligidas con un cuchillo. También se cree que fue degollado.

El desmesurado suceso conmovió a todos los habitantes del sector, quienes dieron parte a las autoridades policiales. Los funcionarios resguardaron la escena del crimen y posteriormente Detectives del Eje de División e Inteligencia contra Homicidios, del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), y del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), llegaron al lugar de los acontecimientos. Hicieron fotografías, colectaron evidencias de interés criminalístico, entrevistaron a los familiares del infortunado y tras una inspección a la casa, comprobaron que todos los enseres y equipos permanecían en su sitio. En un momento, descartaron el robo como el móvil del asesinato.

Lo único que estaba desarreglado era el colchón de la habitación del hoy occiso. Los efectivos no desechan la hipótesis de que los homicidas buscaban dinero. Asimismo, en el sitio había indicios de forcejeo, por lo que estiman que Núñez Flores intentó defenderse de sus agresores.

Por último, los petejotas hicieron el levantamiento del cuerpo de Israel y lo llevaron hasta la morgue del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar (Humnt). Su ingreso fue a las 10:17 pm de la noche. Fue el último muerto por hecho violento trasladado en ese día. La mañana de ayer martes 18 de abril, los afectados esperaban que le hicieran entrega del cadáver del extinto.

Los periodistas de sucesos los entrevistaron y conocieron que hace tres semanas Núñez Flores junto a dos socios, entre ellos un hijo, habían vendido más de 30 mil mazorcas, el cual equivalía a más de un millón de bolívares, que sería repartido en cantidades iguales.

En base a esto, los familiares también comparten la opinión emitida por los funcionarios, de que los bandidos querían el dinero de la venta de los tubérculos. Los residentes de la zona comentaron que en menos de tres años, tres personas han sido asesinadas de la misma manera. Relataron que hace dos años fue asesinado un ciudadano que respondía al nombre de Carlos Cárdenas.

Ésta víctima fue degollada y mutilada, pero poco tiempo después se hijo justicia. Los responsables de su muerte reposan tras las rejas. Hoy, le dan cristiana sepultura a uno de los mejores narradores de eventos deportivos y tanto sus familiares, como sus amigos y conocidos, exigen que su muerte no quede impune.

Piden que la pregunta que hizo el infante de por qué mataron a su abuelo tenga una respuesta, que solo podrán develar los organismos competentes, con la ayuda de todas las pruebas que recogieron la noche del 17 de abril de 2017.

El mismo día que unos sujetos sin piedad, le apagaron la vida a Israel de Jesús Núñez Flores. Un ser humano, querido y apreciado en Guanaguana.

Síguenos @ElOrientalMon

TIPO DE CAMBIO

23 05 17

REMAX WEB

¿SABÍAS QUÉ?

Búscanos en Facebook

Шаблоны Joomla 2015